martes, 4 de marzo de 2014

Visita a las Bodegas Habla (Trujillo)

Carmen y yo a nuestra llegada a las bodegas.

El pasado sábado, día 1 de marzo, tuvimos la oportunidad de visitar las bodegas Habla.
Situada a las afueras de la hermosa localidad de Trujillo, se encuentra esta joven y vanguardista bodega, cuya filosofía es la búsqueda de la perfección y la singularidad en sus vinos.

La visita la realizamos junto con un grupo de unas 20 personas. Fue una visita amena y entretenida, en absoluto cargada de tecnicismos, aspecto que se agradece enormemente. Y es que otro de los puntos fuertes de esta bodega es precisamente ese: hacerse entender por todo tipo de público, tanto los muy entendidos en vinos, como los aficionados, por eso ponen las principales notas de aroma en la etiqueta de cada vino.
Viñedos de Bodegas Habla.     Foto: Enrique Vargas-Machuca Toscano

Nuestra guía, Victoria, nos realizó un recorrido por las principales zonas de producción del vino, dentro de la bodega, explicando las distintas etapas por las que pasa hasta llegar a la botella. Nos contó el por qué del nombre de la bodega y sus vinos "HABLA", que viene de la leyenda que rodea la creación de la escultura del Moisés de Miguel Ángel, a la que su autor incitó a hablar al terminarla, puesto que decía que era lo único que el faltaba para ser perfecta. Una bodega que busca la perfección y singularidad en sus vinos desde el año 2000.

Cementerio de vinos.     Foto: Enrique Vargas-Machuca Toscano  

Según nos explicaron, cada añada es distinta de la anterior, y por eso, cada vino tiene una numeración y una edición diferentes. Tanto es así, que sus vinos incluso se han convertido en objeto de colección. Los monovarietales se embotellan actualmente en la conocida y elegante botella cilíndrica, y su precio recomendado ronda los 20€. Sin embargo, también cuentan con una versión más asequible y en la línea de calidad y elegancia de la bodega: Habla del Silencio, con un precio de salida recomendado que ronda los 12€. Además, a partir de este año también se ha empezado a comercializar Habla de la Tierra, con un precio de salida aún más económico que este último, rondando los 6€ de precio recomendado. Vinos para todos los públicos y situaciones.

Roble francés lleno de Habla.     Foto: Enrique Vargas-Machuca Toscano

Cuando terminamos la visita, pasamos a una sala preparada para la cata, donde nos sirvieron Habla del Silencio, Nº12 y Nº9. De nuevo fue amena y divertida. Cada miembro del grupo indicaba abiertamente los aromas que le evocaba cada vino. Se hicieron hasta tres rondas de catado, y en cada ronda se percibían con más intensidad unos u otros aromas. No vamos a entrar en detalles acerca de cada vino, pero prometemos dedicar un post más adelante sobre ellos, pero sí podemos declarar con franqueza que todos los que probamos nos gustaron.
De izquierda a derecha: Habla del Silencio, Nº12 y Nº9.     Foto: Enrique Vargas-Machuca Toscano

Fue una experiencia que no olvidaremos, y seguro que algún día volveremos, porque el trato y atención recibidos fueron impecables. Si tenéis ocasión de asistir a alguna bodega y catar sus vinos, os aconsejamos que lo hagáis, porque además de que se aprende mucho con ello, es una actividad muy divertida.

3 comentarios:

  1. Lo contáis de una manera que dan ganas de irse rápidamente a Trujillo y ponerse a aporrear la puerta de la bodega :) Porque es cierto que muchas veces estas visitas son demasiado técnicas y, al final, se pierde lo más importante, pero por lo que decís allí saben explicar las cosas. Me ha encantado volver a "veros" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana! La verdad es que nos lo pasamos muy bien visitando la bodega y los vinos están muy buenos! Besos

      Eliminar
  2. Claro que sí! Pues anímate a ir que merece la pena. Si más adelante organizamos una visita con otros Blogueros te avisamos!! ;-)

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas? ¿qué se cuece en tu cocina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...