domingo, 6 de septiembre de 2015

Helados de galleta (sin heladera)

Foto: Enrique Vargas-Machuca

     Todo el mundo suele publicar recetas de helados al comenzar el verano. Nosotros en esta ocasión, publicamos una casi terminando, para decirle un "hasta el año que viene" y dar la bienvenida al otoño. Qué no solo hay que comer helados en verano, y este como postre para rematar una comida o para la merienda está buenísimo.
La receta está basada en ésta de Directo al Paladar. Llevamos como 3 años repitiendo con esta receta de helado...¡pero está tan bueno que nunca ha llegado hasta la foto!



Ingredientes

  • 150 g de galletas, o un poco más (nosotros en este caso utilizamos galletas tostadas, de esas rectangulares)
  • 300 ml de leche (nosotros usamos leche desnatada que es la que suele haber en casa)
  • 200 ml de nata (un brick pequeño)
  • 75 g de azúcar
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 2 yemas de huevo
¿Qué más voy a necesitar?
  • Nosotros no tenemos heladera, así que no es necesario que tengáis una,con una fiambrera os vale.
  • En nuestro caso hemos utilizado también unos moldes de silicona de piruleta con forma de estrella (podéis verlos aquí). 

Foto: Enrique Vargas-Machuca


Preparación
  • En primer lugar, trituramos las galletas (podemos hacerlo con la ayuda de nuestra batidora).
  • Reservamos un poco de leche para unir con las yemas; el resto lo mezclamos con nuestras galletas trituradas.
  • Por otro lado, en un cazo a fuego medio echamos la nata, el azúcar y la miel.
  • Cuando el azúcar se haya disuelto, incorporamos la mezcla de leche y galletas, y vamos removiendo para que se integre todo bien.
  • Añadimos por último las yemas batidas con el poco de leche que reservamos al principio y removeremos sin parar hasta que la mezcla espese ligeramente, teniendo cuidado de que no se pegue y sin que llegue a hervir.
  • Vertemos en una fiambrera y dejamos atemperar.
  • Una vez haya enfriado la mezcla, es el momento de meter en el congelador. Como no vamos a usar heladera, para que no cristalice, sacaremos la fiambrera cada 30 minutos y removeremos todo bien (al menos durante hora y media o dos horas; es decir, batiremos 3-4 veces por lo menos). Nosotros, una vez hecho esto, y antes de que solidificase del todo, rellenamos los moldes con la mezcla y los dejamos solidificar en el congelador).


¿Qué me decís? ¿Os animáis? Está buenísimo, deberíais probar. Y es una forma estupenda de contrarrestar la vuelta a la rutina y celebrar el nuevo curso. ¡Feliz semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas? ¿qué se cuece en tu cocina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...