lunes, 1 de octubre de 2012

Muffins de atún y calabacín

Fotos: Enrique Vargas-Machuca

     Para dar la bienvenida al mes de Octubre os traemos unos ricos muffins salados. Son recetas a las que tradicionalmente no estamos acostumbrados. Yo la primera que probé fue ésta, con tomates secos, queso y especias. Y me gustaron tanto que sigo explorando este tipo de recetas de muffins salados. Estos son muy jugosos y tienen un sabor muy rico, además son muy sencillos de hacer. Si os animáis a probar ya me contaréis. Así que nada, os dejo con la receta y muchos ánimos con la semana que comienza. Por aquí parece que de momento las lluvias nos dejan tranquilos, pero vaya la semana que hemos tenido. ¿Qué tal por vuestra zona? Porque en algunas partes de España han sido muy agresivas...Espero que estéis todos bien y tengáis un feliz lunes.


Ingredientes
  • 2 latas de atún escurridas
  • 400 g de calabacín
  • 1/2 pimiento
  • 150 g de queso (nosotros le echamos un queso tierno, pero podeis probar con otro tipo)
  • 250 g de harina
  • 2 y 1/2 cucharaditas de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal: exactamente le echamos 3 cucharaditas de 0.13 cl (compramos un juego de cucharas medidoras en Carrefour).
  • 1 cucharada sopera de semillas de amapola
  • 1/2 cucharadita de romero picado
  • 1 huevo
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 yogures griegos
  • Pimienta negra recién  molida, al gusto.
¿qué más voy a necesitar?
  • unas cápsulas de papel para magdalenas.
  • Una bandeja metálica para magdalenas (no es imprescindible, pero así la masa no se expande y quedan mejor).
Fotos: Enrique Vargas-Machuca



Preparación
  • Lo primero es escurrir bien el atún. Podemos ayudarnos con un colador.
  • Lavamos el calabacín. Lo pelamos parcialmente. Rallamos y reservamos.
  • Cortamos en dados el queso y picamos el pimiento. Los mezclamos con la harina, la levadura y el bicarbonato, la sal y el romero la pimienta negra y las semillas de amapola.
  • Batimos el huevo e incorporamos el aceite y el yogur. Agregamos el atún y el calabacín y lo integramos con esta mezcla.
  • Por último, vamos agregando la mezcla de harina, en 3-4 veces, hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido.
  • Llenamos las cápsulas hasta las 3/4 partes con la masa obtenida.
  • Los metemos en el horno, previamente precalentado a 180º, y horneamos durante 25 minutos. Dejamos reposar en el molde, fuera del horno 5 minutos. Después podemos servir inmediatamente, o dejar que terminen de enfriar en una rejilla.

Fotos: Enrique Vargas-Machuca


Notas
  • Estos muffins, recién sacados del horno y calentitos, están buenísimos, pero se pegan un poco al papel, por la cantidad de queso que llevan.
  • Al día siguiente y fríos, se desmoldan mucho mejor y también están ricos, con lo que si tenéis planeado un picnic o una comida en el campo o en la sierra, son una buena opción.
  • No duran demasiados días, 3 como máximo.
Receta basada en una del libro Muffins de NGV.

13 comentarios:

  1. Que buena pinta tienen...me encantan los ingredientes, sera un exito en casa!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que están muy ricos! Una forma diferente de tomar los calabacines! :)
      Besos

      Eliminar
  2. Me gustan mucho el aspecto que tienen y todos los ingredientes me encantan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están muy jugositos! Si pruebas cuéntanos. :)

      Eliminar
  3. Tienen muy buena pinta, nunca he comido muffins salados pero seguro que me gustarían, me apunto la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a probarlos, y ya nos cuentas!

      Eliminar
  4. Seguro que estaban muy ricos, habrá que probarlos.

    ResponderEliminar
  5. Es una de esas recetas que siempre me han llamado la atención pero nunca me he animado a hacerlas, pero con tus indicaciones aún me apetecen más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas nos cuentas! Espero que te gusten!

      Eliminar
  6. Mientras leía la entrada no dejaba de pensar en cómo adaptar la receta a un pastel salado entero, me refiero a no hacer muffins sino un único pudding, para tomar troceado. Digo yo que bastaría con hacer la mezcla y hornearla en un molde engrasado, probablemente algo más tiempo... ¿cómo lo veis? Desde luego la receta me interesa, me encantan los calabacines de todas las maneras posibles :)

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas? ¿qué se cuece en tu cocina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...