domingo, 25 de noviembre de 2012

Pasta fresca al huevo

Fotos: Enrique Vargas-Machuca

     Hace ya unos cuantos años que nos lanzamos un día a probar a hacer pasta fresca en casa. No teníamos Thermomix, ni máquina para estirar y cortar pasta...pero la verdad es que en la cocina, pocas cosas nos frenan. Yo soy muy de probar cosas, igual mi mente de ciencias me incita a hacer experimentos...como todo experimento, unos salen mejor que otros, pero de todos se aprenden cosas nuevas e interesantes. De aquel primer contacto con la pasta fresca obtuvimos unos pseudo tallarines, muy gruesos, porque no habíamos estirado bien la masa. Ahí aprendimos que es muy importante estirar muy bien la pasta. Desde aquel momento nos rondaba por la cabeza el comprarnos una máquina para hacer pasta. La veíamos en una tienda, la dejábamos para otra ocasión...y ahí estaba dando vueltas la idea hasta que por fin un día nos lanzamos y nos compramos una. Y la verdad es que se nota mucho el resultado final. ¿Es absolutamente necesaria? Os digo que no, pero facilita bastante el trabajo y se hace mucho más rápido. Aunque con un buen rodillo, un poco de fuerza y muchas ganas, podéis conseguir a mano dejar la masa finita.
    


Ingredientes (para dos personas, aproximadamente)

  • 200 g de harina de fuerza
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharadita de las de café de sal

Fotos: Enrique Vargas-Machuca


Preparación (Thermomix y máquina para pasta)
  • Ponemos en el vaso y en este orden los ingredientes: la harina, los huevos y la sal. Programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad Espiga. Debe quedar una masa compacta y no pegajosa. Si queda pegajosa podéis añadir un poco más de harina y darle un poco más de tiempo a velocidad Espiga.
  • Ponemos la masa obtenida sobre una superficie lisa y limpia ligeramente enharinada y hacemos una bola, que cortaremos en 4 trozos, para que sea más manejable el uso de la cortadora de pasta.
  • Colocamos la manivela en la parte para estirar la pasta y colocamos la rueda en la apertura más gruesa. 
  • Con cuidado aplastamos un poco uno de los trozos de nuestra masa y ponemos uno de los extremos en contacto con la ranura de la máquina. Vamos girando la manivela y obtenemos un trozo de grosor más o menos regular. Plegamos los dos extremos del trozo obtenido sobre el centro de la masa (como si estuviésemos doblando las mangas de una camiseta) y volvemos a pasar por la máquina. Vamos repitiendo la operación unas cuantas veces alternando la dirección con que doblamos y metemos en la máquina. Esto es simplemente para terminar de integrar bien todos los ingredientes y que nos quede una lámina homogénea.
  • Ahora es el momento de ir reduciendo el grosor de la pasta. Cogemos nuestra lámina de pasta y la pasamos por la máquina, reduciendo cada vez el espesor de la abertura. Yo la suelo pasar un par de veces por cada grosor, aunque no es necesario.
  • Por último, cuando tenemos nuestra lámina lo más fina posible, procedemos a cortarla. Nosotros en esta ocasión hicimos una especie de tallarines anchos. Mientras trabajamos el resto de masa, colocamos los tallarines que están ya hechos en el vaso de la batidora, para que fuesen secándose, sólo nos queda cocer la pasta en agua hirviendo con un buen puñadito de sal durante unos 4-5 minutos, escurrimos y servimos con nuestra salsa favorita.


Fotos: Enrique Vargas-Machuca


Preparación (tradicional)
  • Colocamos en un recipiente la harina. Hacemos un hueco en el centro, como un volcán, y echamos ahí los huevos y la sal. 
  • Vamos incorporando la harina, de fuera hacia dentro, y vamos trabajando la masa. 
  • Cuando consigamos algo más o menos homogéneo, podemos pasarla a la superficie de trabajo, bien limpia y ligeramente espolvoreada con harina y vamos amasando, agrupando la masa de fuera hacia adentro, hasta que nos quede una bola de masa que no es pegajosa y homogénea.
  • Si queréis estirar la masa sin máquina, necesitaréis un buen rodillo. Dividid la masa en 4 porciones para que os resulte más fácil de trabajar con ella y a estirar.
  • Para cortarla os podéis ayudar de un cuchillo.

     Esta es la receta base de la pasta fresca, pero hay infinidad de versiones, con espinacas, con tomate, con tinta de calamar...pronto vendrán nuevas recetas, porque los que nos conocéis un poquito ya sabéis que nos encanta la pasta. Y vosotros, ¿habéis probado a preparar pasta fresca en casa? ¿Cómo ha sido la experiencia?

     En Facebook ya hemos preguntado, estamos dándole vueltas ya a recetas para Navidad...si tenéis alguna sugerencia o recetas que os gustaría ver...¡no dudéis en contárnoslas!

10 comentarios:

  1. Qué envidia! Yo siempre he querido hacer pasta fresca en casa pero, la verdad, nunca me he atrevido. Tengo la thermomix, la máquina para la pasta y ahora me llevo tu receta así que no tengo excusa para no intentarlo!!!
    No conocía tu blog pero me ha sorprendido muy gratamente! Me quedo como seguidora!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya no tienes excusa! a probar! que queda riquísima! Me alegra que te gusten las recetas!

      Besos

      Eliminar
  2. Tienes razón, la máquina de cortar pasta facilita bastante la labor y el resultado final se nota mucho; yo estoy encantada con ella y además de para la pasta, también la uso para estirar la masa de las empanadillas y que quede lo más fina posible.

    Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo andaba yo buscando tu blog!! jejej. Allá que voy. Yo no he preparado masa de empanadillas, pero caseras seguro que quedan buenísimas!

      Besos y feliz semana a ti también!

      Eliminar
  3. qué rica la pasta casera, y qué buen resultado da para todas las recetas.

    ResponderEliminar
  4. Me chifla la pasta fresca, y lo más que me ha gustado son las estupendas fotos de este post. Geniales!
    Bsitosssssssss

    ResponderEliminar
  5. Como la pasta fresca nada, pero mucho mas cómoda con maquinita, tus fotos muy buenas y la receta también ,me quedo por tu blog. saludos.
    cocinando con cintro. :-))

    ResponderEliminar
  6. Esta máquina va de maravilla!!!y la pasta fresca casera está muy rica, hay que tener paciencia en ir dejandola bien fina, pero el proceso vale la pena!Bues post. Bss

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero hacerla en casa y cada vez que veo una máquina se me van los ojos, ahora lo que no sé si las que venden baratas en la tienda Casa u otras similares dan buen resultado o es imprescindible invertir en una buena!! Ya me contarás!!
    Las fotos son geniales, te ha quedado genial!!
    Besotes

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas? ¿qué se cuece en tu cocina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...