martes, 4 de noviembre de 2014

Caldo de pollo y verduras...y algo más


Foto: Enrique Vargas-Machuca



     Hoy os traemos una receta de un caldo muy fácil de preparar, muy nutritivo y delicioso. Ahora que parece que empiezan a bajar un poco las temperaturas por el Sur, va apeteciendo un rico caldo calentito al llegar a casa por la noche. Nada que reconforte más el cuerpo.

     Os cuento los ingredientes que yo le puse (y con los que ha quedado buenísimo, pero como siempre digo, los podéis variar al gusto añadiendo más de una cosa y menos de otra para adaptarlo a vuestras preferencias o a lo que tengáis en la nevera).


Ingredientes
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • 3 zanahorias 
  • 2 ó 3 ramas de apio
  • Un nabo
  • Un puerro
  • Una patata pequeña
  • Un hueso de jamón (esto le da un gustito...)
  • Sal (pero ojo con pasaros si le echáis el hueso de jamón)
...¿qué más voy a necesitar?
  • Una olla exprés (si no tenéis, lo podéis preparar en una cacerola, pero tardará más tiempo en hacerse)

Foto: Enrique Vargas-Machuca


Preparación
  • Echamos agua en la olla exprés y colocamos al fuego
  • Vamos agregando el pollo, el hueso de jamón
  • Vamos limpiando y preparando las verduras. El apio y puerro los limpiamos bien y lo echamos a trozos grandes. 
  • La patata,el nabo y las zanahoria los pelamos y los troceamos.
  • A mi me gusta espumarlo un poco antes de cerrar la olla, para quitar posibles impurezas. (Esto consiste en ir quitando la espumita que sale de color algo oscuro y se va acumulando en los bordes de la olla).
  • Cerramos la olla, y cuando suba la pesa, bajamos un poco el fuego y dejamos cocinando durante unos 45-55 minutos.
  • Apagamos el fuego y dejamos que baje la pesa.
  • Yo retiro parte de las zanahorias porque me gusta comerlas en la sopa.
  • El resto de las verduras, las trituramos con la batidora. Yo separo el caldo en varios recipientes, y agrego un par de cucharadas soperas del triturado de verduras. 
  • Ya tenemos listo nuestro caldo. 
  • Para desgrasarlo, si queremos tomar un caldo más ligero, basta con guardarlo en la nevera. La grasa flotará y solidificará en la superficie del caldo, y la podremos retirar fácilmente con una cuchara.
  • Y para disfrutar de este rico caldo, podemos agregar unos fideos gordos, como hemos hecho nosotros, finos, un poco de arroz, unas rebanadas de pan duro...

¿Cómo os gusta a vosotros preparar el caldo? ¿Con qué soléis comerlo?


3 comentarios:

  1. Que bien sienta un caldito. El color lo dice todo. Un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con estos fríos que empiezan a llegar ¡es lo que más entona el cuerpo! Quedó concentradito y muy gustoso, Ana. ¡Besos!

      Eliminar
  2. En invierno hago caldo por litros y siempre tengo botes en el congelador... ¡me encanta! Como decís, en esos días de invierno nada mejor que una taza de caldo calentito :)

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas? ¿qué se cuece en tu cocina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...