viernes, 18 de enero de 2013

Cerdo agridulce

Fotos: Enrique Vargas-Machuca


     Esta receta es una de nuestras primeras incursiones en la cocina china. Lo cierto es que no solemos prodigarnos mucho por restaurantes chinos, porque por desgracia, los que tenemos cerca no suelen destacar por la calidad de sus preparaciones. Nosotros tuvimos la suerte de cenar en casa de unos amigos chinos que nos prepararon algunas de sus especialidades, y podemos asegurar que aquello no tuvo nada que ver con lo que habíamos probado en los restaurantes chinos.

Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina China: cerdo agridulce.

Ingredientes (4 personas aprox.)

Para el rebozado...
  •  150 g de harina leudante (yo he utilizado harina para pizzas que compraron en mi casa y que no sabía dónde utilizar...¡para esto ha venido estupendamente!). Si no tenéis podéis utilizar harina de trigo normal y  añadir algo más de levadura.
  • 1/2 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • 250 ml de cerveza (1 botellín pequeño)
  • 1 pizca de sal
Para la salsa agridulce...
  •  60 g de azúcar
  • 40 g de vinagre de manzana
  • 45 g de salsa de soja
  • 20 g de Ketchup
  • 200 g de agua
  • 1 cucharada sopera rasa de maicena

Para el sofrito de verduras...  
  • 2 cebollas medianas cortadas a trozos grandes
  • 1 pimiento rojo de asar cortado a cuadrados grandes
  • 3 pimientos verdes de freír también a trozos grandes
  • 2 zanahorias medianas cortadas a rodajas de medio cm más o menos
  • aceite de oliva virgen extra
También necesitaremos...
  • 900 g- 1 Kg de lomo de cerdo cortado a cubos medianos (podéis usar cualquier otra parte del cerdo)
  • Aceite de oliva virgen extra para freír el cerdo

Fotos: Enrique Vargas-Machuca


Preparación
  • Primero ponemos en un recipiente, la harina, la levadura y la pizca de sal. Hacemos un hoyo en medio y agregamos más o menos la mitad de la cerveza. Con ayuda de unas varillas vamos mezclando. Seguimos añadiendo la cerveza y mezclando, hasta que quede la harina bien disuelta. Dejamos reposar una media hora.
  •  Mientras tanto podemos preparar la salsa agridulce. En Thermomix, no hay más que echar todos los ingredientes en el vaso y programar 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2. Sin Thermomix, echamos todos los ingredientes en un cazo y mezclamos bien para disolver el azúcar y la maicena. Ponemos al fuego, llevamos a hervor y dejamos cocinar unos 5 minutos. Apartamos del fuego y reservamos.
  • En una sartén con un poco de aceite de oliva vamos dorando la cebolla. Cuando se poche un poco, sin que llegue a estar dorada, añadimos los trozos de pimiento y la zanahoria, y vamos rehogándolo todo. No tiene que cocinarse demasiado, para que quede ligeramente crujiente. Añadimos parte de la salsa agridulce. Nosotros primero echamos unas 10 cucharadas soperas y después rectificamos y agregamos algo más. Reservamos.
  • Sólo nos queda pasar los trozos de cerdo por la mezcla para rebozar y freír los trozos en una sartén con aceite de oliva virgen extra abundante. Pasamos por un papel de cocina absorbente para quitar el exceso de aceite e incorporamos al sofrito de verduras. 
  • Servir y disfrutar.
  • Si queréis hacer aún más completo este plato, podéis acompañarlo con un poco de arroz blanco o unos fideos chinos.
Fotos: Enrique Vargas-Machuca



Y a vosotros, ¿os gusta la comida china? ¿Hay sitios buenos en la zona donde vivís? ¿Preparáis este tipo de recetas en casa? Si conocéis sitios buenos en Sevilla y provincia, sentíos libres de recomendarnos...

9 comentarios:

  1. que buen plato has preparado, besos

    ResponderEliminar
  2. Qué pinta más buena y estoy segura de que mucho más rico que en los chinos que nos rodean. Yo reconozco que descubrí la verdadera comida china fuera de España y desde luego, me encantó. Pero al menos en Asturias, los restaurantes chinos no tienen nada que ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí también dejan mucho que desear...alguno bueno habrá, pero yo no lo conozco! :) Si te animas a prepararla cuéntanos!
      Besos

      Eliminar
  3. ¿Sabéis lo malo de todo esto? Que el conocimiento estropea muchas cosas... Me ha pasado muchas veces, saber cómo se hace algo y/o probarlo bien hecho te fastidia, porque dejas de disfrutar de las versiones no bien hechas de lo que sea y que, hasta entonces, te han bastado. Como bien sabéis me encantan los talleres de Anna Mayer, pero desde que hice el de risotto no he vuelto a disfrutar con ese delicioso plato en un restaurante, vamos, ya he dejado de pedirlo, y solo me gusta cuando es casero. Y con este post al final vais a terminar consiguiendo algo parecido con el cerdo agridulce... La receta es sencilla y sugerente, me la llevo, la haré, y nunca-más la pediré en los (buenos) restaurantes chinos, porque nada se parecerá a esto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, cómo te entiendo!! A nosotros nos pasa igual con algunas recetas...después de probarlas en casa ya no vuelves a pedirlas por ahí!! ¿Sabes qué tenemos pendiente nosotros todavía? Preparar unos buenos gnocchi! nos compramos hasta una tablita para hacerle las hendiduras!

      Eliminar
    2. Y yo!!!! Me compré la tablita y todo despúes del taller de Anna, pero no los he hecho todavía....

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ¿qué se cuece en tu cocina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...